Gustavo Alfaro ya es hombre de Boca y este miércoles firmó contrato por dos años. Hoy fue finalmente presentado ante la prensa en la mismísima Bombonera.

El nuevo entrenador del Xeneize firmó contrato por dos años e hizo una extensa defensa sobre su polémica salida de Huracán. «Sé que los hinchas quieren ganar la Libertadores, es un anhelo», dijo.

«Esto es una mezcla de orgullo y desafío. No fue una decisión sencilla la que tuve que tomar para venir a Boca, porque se cruzaban un montón de situaciones encontradas dentro mío», comenzó el DT.

Y agregó: «Tengo por delante desafíos muy fuertes. Tengo que estar a la altura del club».

«La vara quedó muy alta. Lo hablé con el presidente (Daniel Angelici). Boca está obligado a ganar todo lo que juega; tenemos desafíos fuertes y tenemos que cumplirlos. Acá no hay purgatorio, hay cielo o infierno», dijo.

El jueves conocerá a los jugadores en Casa Amarilla. Ese día, los futbolistas se realizarán los estudios médicos, mientras que el viernes arrancará formalmente la pretemporada en Cardales.

«Tengo uno de los mejores planteles de Sudamérica, que viene salir campeón dos veces de la Superliga. Todos sabemos las presiones que tenemos en este club, hay que estar a la altura de las circunstancias», dijo Alfaro.

Alfaro, a los 56 años, llega al punto más alto de su carrera como profesional. En conferencia reveló que está transitando sus últimos años como entrenador y que dirigir a Boca era un desafío que quería afrontar. «Yo le dije a mi viejo que iba a llegar a lo más alto», contó.

Lechuga, como le dicen los íntimos, dijo también que en las últimas horas estuvo en contacto con muchos exfutbolistas y entrenadores de Boca. «Tengo que ponerme en la piel de este club rápidamente», explicó.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here