El FC Barcelona recibe al Slavia de Praga con el reto de acercarse a los octavos de final de la Champions League pero, sobre todo, con la necesidad de regalar un sólido triunfo a su afición para resarcirse de la dolorosa derrota sufrida en LaLiga frente al Levante. 

El Barcelona recibe este martes al Slavia de Praga para intentar dar un paso más hacia los octavos de final de la Champions League con una victoria que sirva de bálsamo tras la dura derrota del sábado en Liga.

La remontada del Levante en apenas siete minutos para acabar ganando 3-1 dejó tocado al Barça, apenas unos días antes de recibir al Slavia, colista del grupo F de la Liga de Campeones.

Líder de la llave con tres puntos de ventaja sobre Borussia Dortmund (2º) e Inter de Milán (3º), el Barça necesita una victoria que le afiance en cabeza antes de enfrentarse a los dos rivales más fuertes del grupo.

“Es un partido importante porque estamos cerca de la clasificación, queremos ganar y haremos todo para ganar”, dijo ayer en rueda de prensa el lateral azulgrana Nelson Semedo.

En una jornada en la que todavía ninguno de los equipos de la llave puede asegurar su pase a los octavos del torneo continental, el Barcelona quiere tres puntos que le dejarían a solo uno de la clasificación y serían un bálsamo tras la derrota en Levante.

“Cuando pierdes tienes más presión, venimos de perder un partido y sabemos lo que significa. Para nosotros está bien porque te obliga a una reacción, generalmente solemos reaccionar bien y espero que mañana sea igual”, dijo el técnico azulgrana, Ernesto Valverde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here