¿Hay que repeler un ataque masivo de misiles de crucero de largo alcance, como los Tomahawks? Sin problema. El sistema de defensa antiaérea ruso Tor es capaz de localizar, fijar y destruir en vuelo todo un enjambre de misiles. Por si fuera poco, su gran movilidad le permite proteger todas las regiones de Rusia, incluidas las de más difícil acceso. En ‘Prueba de fuego’ veremos cómo actuaría Tor ante uno de los peores escenarios bélicos posibles, que es cuando puede dar lo mejor de sí mismo.
Articulo e Imagenes tomado de actualidad.rt.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here