La Superindustria sancionó a la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), Ticket Ya y Ticketshop con $18.000 millones por cartelizar boletería para los partidos de fútbol, como local, de la Selección Colombia en las eliminatorias al Mundial Rusia 2018.

Además, la Superintendencia de Industria y Comercio sancionó a 17 personas naturales por haber ejecutado o facilitado la cartelización.  

La decisión contó con concepto favorable por unanimidad del Consejo Asesor de Competencia, que estaba programado inicialmente para el 1 de abril de 2020 y fue aplazado por la suspensión de términos, debido a la pandemia, para el 1 de julio de 2020. 

La sanción a la Federación Colombiana de Fútbol fue por $16.016 millones; la impuesta a Ticket YA fue de $45 millones, mientras que Ticketshop fue multada con $1.297 millones. Entre las personas naturales multadas están el expresidente de la FCF, Luis Bedoya, y el actual presidente Ramón Jesurún. 

De la FCF también fueron multados como personas naturales, Álvaro González, Jorge Perdomo, Juan Alejandro Hernández, Claudio Cogollo, Elkin Arce, Andrés Tamayo y Rodrigo José Cobo. 

De acuerdo con la Superintendencia, la investigación adelantada por la Delegatura para la Protección a la Competencia contó con la colaboración de Ticketshop como empresa delatora, quien confesó su participación en el cartel, reconociendo su responsabilidad, y aportó documentos, correos electrónicos y declaraciones de sus funcionarios sobre la existencia y el funcionamiento del cartel empresarial. 

Se encontró un acuerdo ilegal entre la FCF, Ticket Ya y Ticketshop, en el que se ejecutó un sistema que limitó la libre competencia para favorecer a Ticketshop en la adjudicación del contrato de boletería para las “Eliminatorias al Mundial Rusia 2018”, y así desviar masivamente la boletería con fines de reventa a sobreprecios de hasta 350%. 

Dicho sistema, según la SIC, se diseñó cuando quedó al descubierto el escándalo del “Fifa Gate”, debido a que los dirigentes del fútbol se encontraban preocupados por el caso internacional, por lo que decidieron llevar a cabo una “invitación a cotizar” para la selección de la agencia de boletería del Mundial de Rusia 2018, y así simular una licitación de operadores con múltiples oferentes, a pesar de que ya habían concertado un sistema anticompetitivo. 

Ante esto, fue determinado un valor para el anticipo que debía contener la propuesta de Ticketshop, y que de esta manera lograra ser la ganadora. Así, establecieron que “debía haber un anticipo de $10.000 millones”, lo que al momento de su elección representó un factor que “determinó” que fuera considerada la “mejor opción”, debido a que “incluyó en su oferta una modalidad de pago por anticipado”. 

Luego se estableció conjuntamente el valor de la oferta económica que presentaría la empresa favorecida, con el fin de que fuera la oferta ganadora. Por ello, el 12 de agosto de 2015, día de la presentación de las ofertas, los cartelistas tuvieron información confidencial para revisar y tener acceso en tiempo real a cada una de las propuestas que se presentaron ante la FCF y así coordinar el valor de la propuesta que Ticketshop debería presentar, frente a lo cual aumentó su propuesta a $40.124 millones. 

Como consecuencia, Ticket Ya ejecutó la reventa de la boletería a precios mayores a los establecidos por la FCF. A modo de ejemplo, en el partido Colombia vs. Brasil, considerado por los cartelistas como “la joya de la corona”, una boleta con un valor establecido de $60.000 se vendió, por lo menos, en $270.000, lo que representó un aumento de un 350%. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here