Aunque todo está listo para que el certamen se dispute durante octubre, la incertidumbre por la situación social del país tiene en jaque a la máxima competencia sudamericana a nivel femenino.

Desde el jueves último, las principales ciudades de Ecuador viven una crisis debido a las protestas sociales en contra del Gobierno. Los incidentes y la tensa situación obligó a posponer el juego por Copa de Ecuador entre Liga de Quito y Emelec.

Asimismo, un juego de liga entre los mismos rivales también se canceló, mientras que el encuentro que debían disputar Delfín y Barcelona de Guayaquil corrió la misma suerte. La situación no solo afecta a los partidos de fútbol. El fin de semana, el inicio de la Vuelta a Ecuador en bicicleta también fue suspendido.

No obstante, la Conmebol continúa con el protocolo logístico, camino al estreno de la Copa Libertadores femenina. La misma comenzará a disputarse el viernes 11 de octubre.

Todo se complicó más cuando el gobierno de Ecuador decretó estado de excepción a nivel nacional, lo que prohíbe las manifestaciones masivas, incluso en competencias deportivas como el fútbol.

La Conmebol no tiene un plan de contingencia o una sede alterna para que la Copa Libertadores femenina se realice de emergencia. Por dicha competencia participarán representando a Colombia Atlético Huila, América de Cali e Independiente Medellín.

Fuente: Publimetro ECU

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here