La última vez que Cardenales y Tiburones se enfrentaron en Bogotá fue el pasado 13 de octubre cuando empataron 2-2 por el torneo local con anotaciones de Baldomero Perlaza y de Héctor Urrego, para los locales, y del centrocampista Víctor Cantillo y el extremo Daniel Moreno, para los visitantes.

Los de Sanguinetti llegan en alza futbolista, por sus últimos dos partidos,  vencieron 1-2 a Deportivo Cali como visitante en la vuelta de los cuartos de la Sudamericana y 3-0 al Deportes Tolima en la Liga Águila.

Santa Fe ha mejorado en ataque y ha conseguido anotar los goles, situación que se suma al buen trabajo defensivo, sólo han recibido dos goles en seis partidos disputados en esta edición de la Sudamericana.

El entrenador cardenal señaló que Junior es un equipo al que hay que “tratar de quitarle la pelota” porque cuenta con jugadores que “técnicamente son buenos”.

Facundo Guichón, que anotó uno de los goles del triunfo ante el Tolima, cree que su equipo viene en ascenso y está haciendo las cosas bien.

Sanguinetti tendrá como bajas a Leandro Castellano, José David Moya y el lateral Juan David Valencia, lesionados y ausentes por el resto de la temporada, además del goleador Carmelo Valencia, que no puede jugar Sudamericana con Santa Fe porque ya la disputó con América de Cali.

El equipo de Julio Comesaña, clasificó a las semifinales luego de eliminar a Defensa y Justicia de Argentina la semana pasada en un partido que perdió 3-1 pero en el que el gol de visitante lo clasificó a la siguiente fase.

La principal novedad de los barranquilleros, será la reaparición del creativo Jarlan Barrera, que se perdió la llave ante los argentinos por suspensión.

El técnico del Junior, tendrá una nómina amplia entre la que sobresalen el portero uruguayo Sebastián Viera, Teófilo Gutiérrez y el extremo Luis Díaz, que ha anotado tres tantos en el torneo, Yony González, y el extremo Daniel Moreno, de sobresaliente rendimiento, Otro de los que reaparece es el central Jefferson Gómez, quien se ha perdido buena parte de la temporada por lesiones.

“Pienso que a los técnicos les gusta eso, tener dolores de cabeza por quién va a poner porque todos están en buen nivel, todos están haciendo bien las cosas por ganarse un puesto, eso nos lleva a tener un grupo muy competitivo, pelear los dos torneos hasta el final, que es la idea”, aseguró Barrera.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here