La serie fue más alla de los 180 minutos, el semifinalista tuvo que definirse desde el punto blanco del penal.

En el partido de la vuelta de los cuartos en Ibagué, el Independiente Santa Fe ganó por 0-1 y llevó la serie a los cobros desde el punto de penal donde el Tolima logro imponerse 4-3.

Santa Fe le complicó la noche al local que no lució como el actual campeón y estuvo lejos de repetir la actuación que realizó en la ida de estos cuartos de final.

El equipo de Alberto Gamero lució confundidod y desorientado

Santa Fe hizo la tarea y volvió a mostrarse fuerte en calidad de visitante. El conjunto orientado por el uruguayo Guillermo Sanguinetti volvió a ser el equipo que hace daño sin el control del balón, ese equipo ordenado que con balones largos y a punta de rebotes le gana a cualquiera.

Con lo mostrado por Santa Fe llego el único gol del partido. Tras un saque de banda, la zaga del Tolima sacó el balón del área pero no tenía a nadie cazar el rebote, por lo que Santa Fe se hizo con la pelota, la volvió a meter a la olla para que el central Héctor Urrego asistiera de cabeza a Carlos Arboleda, quien de cabeza anotó el 0-1 en el 21′.

Tan mal hizo ver el equipo Bogotano al local que de las pocas maniobras en la primera parte fue un cobro de tiro libre por parte del venezolano Yohandry Orozco, quien puso el balón contra el palo ante la reacción a destiempo de Solis.

Ahora las esperanzas cardenales están puestas en lo último que le queda este año a los cardenales y es remontar el juego ante Junior de Barranquilla en el metropolitano y avanzar y hasta repetir título de la Copa Sudamericana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here