El Reino Unido permitirá que 10.000 aficionados puedan asistir a los estadios de fútbol a partir del 17 de mayo, según anunció este lunes el primer ministro, Boris Johnson. La medida llegaría a tiempo para la última jornada de la Premier League, mientras que se quedarían fuera tanto las semifinales de la FA Cup como la final, que tradicionalmente se disputan en Wembley y que, de no mover sus fechas, se jugarían a puerta cerrada y sin público.

Según la hoja de ruta marcada por Johnson, que pone como objetivo para el levantamiento de todas las restricciones en el 21 de junio, los estadios con gran capacidad como Wembley podrían albergar un máximo de 10.000 espectadores a partir del 17 de mayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here