Rafael Nadal firmó el pase a los cuartos de final del Barcelona Open Banc Sabadell – Trofeo Conde de Godó tras derrotar a David Ferrer en un partido espectacular y que sirve de despedida del de Jávea del torneo ATP 500 de Barcelona.

David Ferrer puso punto y final a su andadura en el Conde de Godó después de sucumbir en una lucha de gigantes frente a Rafa Nadal, que le superó (6-3, 6-3) en un encuentro de altísimo nivel ente los dos hombres referencia del tenis español en el 32º duelo entre ambos y se abre paso a los cuartos de final volviendo a dar muestras de su mejor juego, algo alentador para las próximas semanas de competición.

La pista central del RCT Barcelona contaba con el privilegio de celebrar el último encuentro de dos tenistas que han marcado el tenis en España en la última década y con total seguridad dos de los mejores jugadores de la historia de nuestro país.

Los primeros juegos dejaron constancia del momento de los dos jugadores, que mantuvieron su saque en las dos primeras rondas aunque con mayor dificultad en el turno de Nadal, que seguía mostrándose vulnerable ante una versión agresiva y efectiva de David Ferrer. La capacidad de aguante de Rafa le permitió solucionar sus problemas sin pérdida alguna y una vez asentado en la pista que lleva su nombre, comenzó a subir el nivel para, él sí, aprovechar el primer despiste de Ferru al saque. El primer break caía del lado del manacorense.

Con la ventaja de su lado, Rafa se soltó e hizo inútiles los destellos de amplia calidad de un Ferrer que no dejaba de lado el partido con la garra como seña de identidad, la misma que le ha acompañado durante toda su triunfadora carrera. El número dos del mundo comenzó a enlazar golpes agresivos y con altura que impidieron acercarse en el luminoso a Ferrer hasta el 5-3, momento en el que la lluvia aparecía por segunda vez en el día con fuerza y obligando al juez árbitro, de acuerdo con los jugadores, a suspender el partido hasta que cesara la tormenta.

Una vez capeado el temporal, Nadal y Ferrer regresaron a la pista para continuar con un partido de nivel notable en lo deportivo y sobresaliente en el plano sentimental. El parón no había frenado el nivel de juego de Rafa, que con su servicio cerraba la primera manga de manera tiránica para continuar con la inercia ganadora en el primer juego del segundo set, con servicio de Ferru y rotura de Nadal, que lograba una ventaja que se habría convertido en definitiva para el 90% de los rivales del manacorense en tierra, aunque no para Ferrer.

Acelerón y homenaje

Rafa consolidó con su saque, pero los siguientes juegos trajeron la mejor versión del veterano David, curtido en mil batallas y sólo preparado mentalmente para poner punto y final a su carrera, porque a nivel de tenis parece irrisorio que vaya a retirarse. El tenista de 37 años empataba el segundo set antes de que Nadal pusiera de nuevo la directa en un segundo set que continuaba disipando dudas del nivel de Rafa de cara a las próximas semanas. No jugó contra Fognini en su “peor partido en 14 años” y sufrió con juego mediocre y mucho viento contra Mayer, pero Rafa está ahí y sigue siendo favorito en cada torneo hasta junio.

Llegados al que sería el último juego del partido, Nadal y Ferrer homenajearon a los espectadores presentes en el RCT Barcelona, en la pista Rafa Nadal, con un juego espectacular, de alternativas y en las que el tenista de Jávea levantó una y otra vez pelotas de partido para acabar cediendo ante la evidencia de la superioridad de Nadal, que deportivamente cedió el protagonismo tras el final a un Ferrer que se despide del Godó con la certeza de contar con un hueco en la historia del tenis español.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here