Mauricio Pellegrino, recordado futbolista argentino y actual entrenador del LEganés, expresó su tristeza debido a que la final de la Copa Libertadores deba disputarse en suelo europeo luego de los incidentes ocurridos a las afueras del estadio Monumental.

“Obviamente estoy un poco triste por ese tema como amante del fútbol y como defensor de nuestro fútbol. Creo que el fútbol es un poco espejo de lo que somos como sociedad. Le cargamos todos los hechos de violencia y es un reflejo de lo que nos pasa como país”, comentó en sala de prensa antes del partido de los suyos ante el Valladolid.

“Que juguemos una final continental, que es un gran mérito llegar a ella dos equipos argentinos con la situación socioeconómica que tenemos, y que tengamos que disputarla fuera por un tema de seguridad es una derrota de todos. Es algo muy difícil de digerir. Ojalá podamos aprender de esta situación para poder hacer las cosas mejor en el futuro”, añadió el exjugador de Vélez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here