River Plate regresó al Monumental por primera vez tras la suspensión de la ‘Superfinal’ hace poco más de una semana y la afición dejó claro que no apoya la violencia que empañó una jornada histórica para el fútbol mundial.

El ‘Superclásico’ del sábado 24 de noviembre tuvo que aplazarse debido a un ataque al bus de Boca Juniors por parte de los hinchas más violentos de River Plate. Como consecuencia, CONMEBOL mudó la sede para el choque a Madrid… y la afición, lógicamente, está en contra.

En la vuelta al Monumental se pudieron ver banderas al revés y mensajes contra CONMEBOL por la decisión, pero la grada también hizo autocrítica y culpó a los que llevaron a cabo el acto vandálico en las calles de Buenos Aires.

“Que se vayan todos, que se vayan todos y que no quede ni uno solo”, fue el cántico que retumbó en el feudo del ‘Millo’ y que representó el sentir de toda una afición decepcionada por el comportamiento de la barra brava.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here