Según The Sunday Times, Qatar habría pagado unos 780 millones de euros a la FIFA a cambio de la adjudicación del Mundial de fútbol que se celebrará en 2022.

Esta información asegura que, en 2010, Qatar ofreció más de 350 millones de euros tres semanas antes de que se desvelara la sede que acogería el Mundial de 2022. Ese pago consistía en la compra de los derechos audiovisuales para Al Jazeera de los Mundiales de 2018 y 2022, 118 millones por cada cita mundialista, habiendo un plus de 118 si era el país qatarí el que era elegido para albergar la Copa del Mundo de 2022.

Esta oferta se saltaría las normas de la FIFA, que prohíbe tajantemente que empresas vinculadas a candidaturas realicen ofertas económicas que tengan que ver con el proceso de elección. Al Jazeera es propiedad del emir de Qatar, por lo que país y empresa audivisual están claramente vinculadas.

Además, en 2013, Qatar habría ofrecido otros 430 millones de euros a la FIFA por derechos televisivos cuando se dio por finalizada la investigación por corrupción a la hora de escoger la sede del Mundial de 2022.

Desde el medio inglés aseguran que es muy difícil que estos pagos se deban estrictamente a ofertas por derechos audiovisuales. Por otro lado, la FIFA ingresaría el bonus de más de 100 millones por la elección de Qatar como sede del Mundial de 2022.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here