La Asociación de Pilotos de Grandes Premios (GPDA) había informado al inicio del fin de semana del Gran Premio de Austria que los pilotos serían libres de expresar personalmente su apoyo a la lucha contra el racismo durante la formación de la parrilla.

La Fórmula 1 se ha sumado recientemente a las protestas y el activismo contra la injusticia racial. La frase “End Racims” (Fin al racismo) ocupó un lugar importante en una pared a la entrada de los pits, y gozó de una amplia cobertura de televisión durante la primera carrera de la temporada.

Además, los 20 pilotos portaron playeras con esa misma frase en la parrilla antes de reunirse al frente.

En los instantes previos a la competencia, la mayoría de los competidores optaron por apoyar una de sus rodillas en el suelo, lo que se considera un gesto de protesta por la desigualdad racial y que ha tenido presencia en otros deportes como la NFL, donde el jugador Colin Kaepernick, de los San Francisco 49ers, se convirtió en un referente.

Durante el fin de semana, los 10 equipos mostraron su apoyo a la nueva campaña de la Fórmula 1 “We race as one” que promueve la diversad. Mercedes cambió el color de la decoración de su monoplaza así como el del uniforme de sus pilotos, pasando de plateado a negro, para exhibir su apoyo en la búsqueda de la igualdad.

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here