Con normas nuevas, dirigentes del fútbol español y europeos planean, y en algunos casos ya han aprobado, cambios en algunos de sus torneos con la idea de hacerlos más atractivos.

Luis Rubiales anunció hace un mes que la próxima edición de la Supercopa española se disputará fuera de España y la jugarán cuatro equipos (en lugar de dos como hasta ahora) en formato ‘Final Four’: semifinales y finales sin partido por el tercer y cuarto puesto. Esos cuatro equipos serán los dos primeros clasificados de LaLiga y los dos finalistas de la Copa del Rey. En el caso de que coincidan, el turno corre a los semifinalistas de Copa.

Es decir, ahora mismo la jugarían Barcelona y Atlético como los dos primeros de LaLiga y el Valencia como finalista de Copa. La otra plaza, al ser el Barcelona también finalista de Copa, sería para el Madrid como semifinalista, ya que el cuadro blanco tiene mejor coeficiente que el Betis, el otro semifinalista. Si el Madrid terminara segundo y el Atlético tercero en LaLiga, entonces sí la jugaría el cuadro verdiblanco.

La FIFA aprobó la semana pasada un nuevo MUNDIAL DE CLUBES que se disputaría en verano y cada cuatro años, cuya primera edición tendría lugar entre del 17 de junio al 4 de julio de 2021. Lo jugarían 24 equipos y los cupos están por definirse: las últimas informaciones apuntan a que la UEFA tendría ocho equipos, aunque en un inicio parecía que iban a ser doce conjuntos europeos. Esos ocho equipos saldrían de los campeones de Champions y de la Europa League de las cuatro últimas temporadas, por lo que Real Madrid y Atlético tendrían asegurada su presencia. En el caso de repetir campeones, se tiraría de los subcampeones.

El formato sería ocho grupos de tres equipos cada uno. El campeón de cada grupo se clasificaría para jugar los cuartos de final. En total, el campeón y el finalista jugarían un máximo de cinco partidos.

LA COPA DEL REY Todavía no se ha aprobado y está pendiente de la Asamblea extraordinaria de la RFEF que se celebrará a finales de abril, pero la idea de Rubiales es que la Copa del Rey, a partir ya de la próxima temporada, se juegue a partido único hasta octavos y que después haya una ‘Final Four’ entre los cuatro semifinalistas. Es decir, se jugaría a doble partido la ronda de octavos de final y de cuartos y el resto de rondas, a partido único.

Lo novedoso de la próxima Eurocopa es que por primera vez la fase final tendrá 12 sedes de doce países diferentes (San Mamés será una de ellas). Es decir, no hay un país organizador como tal. Otra novedad es que la Nations League tiene cierta incidencia en la clasificación para la Euro. La fase final será como la última: seis grupos de cuatro equipos en los que se clasificarán para octavos los dos primeros de cada grupo y los cuatro mejores terceros.

La creación de una Superliga europea sigue planeando, aunque hasta el momento se haya conseguido frenarla. Hay discrepancia al respecto, porque es una competición que haría mucho daño a las ligas nacionales. Según ‘The Wall Street Journal’, la UEFA y la ECA estudian crear una Liga de 32 con partidos los fines de semana y en el que haya ascensos y descensos, aunque la UEFA lo niega.

En el pasado mes de febrero, eso sí, la UEFA y la ECA firmaron un memorándum por el que las competiciones se quedaban tal y como están hasta la temporada 2023-2024, con la salvedad de la creación de una tercera competición para los equipos de un perfil medio. Esta competición se pondrá en marcha en 2021, de momento se llamará Europa League 2 y el ganador participará en la UEFA Europa League de la temporada siguiente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here