El club inglés firmó un acuerdo con Nike tras cinco años asociado a New Balance, por lo que a partir de junio tendrá nueva indumentaria. Los fans no reaccionaron de la mejor manera.

Los jugadores del Liverpool estarán equipados a partir de la temporada 2020/21 por el gigante estadounidense Nike. La emblemática camiseta de los Reds era ‘propiedad’ desde 2015 de otra empresa norteamericana, New Balance.

“Nuestra camiseta icónica es una parte importante de nuestra historia y de nuestra identidad”, había explicado Billy Hogan, director de operaciones comerciales del Liverpool en enero, cuando se anunció el acuerdo. “Damos la bienvenida a Nike en el seno de la familia Liverpool FC como nuestro suministrador oficial y esperamos que sea un patrocinador increíble para nuestro club, en nuestro mercado doméstico e internacional, cuando nuestro número de aficionados sigue creciendo”, había añadido.

A un mes para la presentación de la nueva equipación, el sitio FootyHeadlines publicó lo que sería la primera imagen de la camiseta alternativa que vestiría el club la próxima campaña. El color elegido es el verde esmeralda y también se distinguen dibujos de lo que parecen ser las alas del ave de escudo del club y las terminaciones de las puertas de Anfield. En las redes sociales solo hay comentarios negativos sobre la casaca.

El contrato entre el Liverpool y Nike será por cinco años, hasta 2025, y la institución cobrará hasta 70 millones de libras por temporada (82,2 millones de euros). A diferencia de su anterior contrato con New Balance y de la mayoría de acuerdos que tienen los clubes de la élite europea, el pacto prevé unos ingresos fijos relativamente bajos y una parte variable mucho más elevada.

Además de 30 millones de libras fijos anuales, los Reds cobrarán el 20% de todas las ventas de productos derivados (sobre todo camisetas) y diferentes bonificaciones por títulos alcanzados, según la prensa británica. Según declaró a Sky Sports el especialista en economía del fútbol Kieran Maguire, los clubes europeos “reciben normalmente un 7,5% de comisión en cada venta de camisetas u otros productos, mientras que el Liverpool va a obtener el 20%”.

Para poner fin a su contrato con New Balance y unirse a Nike, Liverpool debió acudir a la justicia. Un tribunal británico se pronunció en octubre a favor del club del Mersey, reconociendo que New Balance no dispone de la misma red de distribución mundial y de marketing que Nike.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here