El partido de clasificación de Irán para la Copa Mundial contra Camboya el jueves será un momento histórico para el país, ya que las mujeres podrán ingresar oficialmente a un estadio de fútbol por primera vez en décadas.

Después de cuatro décadas, las mujeres de Irán tuvieron la libertad de ingresar a un estadio de futbol y lo hicieron para presenciar la goleada de 14-0 que su selección le metió a Camboya en las clasificatorias asiáticas rumbo al Mundial de Qatar 2022.

El abultado marcador paso a segundo plano, ya que 4000 boletos fueron destinados para que las aficionadas ingresaran al estadio Azadi de Teherán, hecho que atrajo los reflectores de la jornada futbolística en Irán. Fueron distribuidas en cinco sectores del inmueble bajo la vigilancia de 150 mujeres policías.

Desde 1979, cuando tuvo lugar la Revolución Islámica se les prohibió la entrada a las mujeres. La muerte de Sahar Khodayari, mejor conocida como la Chica Azul, quien se prendió fuego al intentar entrar a un estadio, acción que le pudo haber costado seis meses en prisión, fue una de la causas por la que la Federación de Fútbol de Irán cedió a su restricciones.

Aunque a los ojos del mundo es un gran paso para el plan de utilizar el futbol como medio de unidad y evitar la discriminación de cualquier tipo, muchas activistas no están conformes, ya que las fanáticas únicamente representaron poco más del 5 por ciento total de asistentes. Asimismo, consideran que este acontecimiento solo es para dejar contentos a la FIFA y creen que en el torneo iraní continuarán los límites para las mujeres. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here