La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) confirmó al Maracaná como sede de la final de la Copa Libertadores 2020. El partido está programado para el 30 de enero de 2021, sin definir si habrá presencia pública.

La relevancia del Maracaná en el panorama deportivo

La sede final fue elegida hace un año, cuando la candidatura del Maracaná fue defendida por el Gobierno del Estado de Río de Janeiro. Los otros competidores fueron cinco estadios en Brasil (Mineirão, en Belo Horizonte; Arena do Grêmio y Beira-Rio, en Porto Alegre; Morumbi y Arena Corinthians, en São Paulo); Mário Kempes, en Córdoba, Argentina, y el Estadio Nacional de Lima, en Perú.

Según la Secretaría de Estado de Deportes, Ocio y Juventud, la confirmación de la Conmebol reafirmó la relevancia del Maracaná en el panorama deportivo, ya que su estructura ya había sido elogiada en la presentación del estadio a la Confederación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here