La estrella norteamericana fue muy criticada por sus desafines en una actuación por la que cobró un millón de euros.

No siempre en Eurovisión se escucha buena música. Dos días después de cerrarse la edición de Eurovisión de este 2019, la polémica se ha centrado en Madonna. La estrella norteamericana cobró un millón de euros por dicha actuación. Y viendo el resultado, no se ganó el sueldo. La gran diva del POP interpretó su clásico “Like a prayer”. Y lo hizo con evidentes problemas de afinación.

Las críticas inundaron posteriormente las redes sociales. Pero Madonna ha colgado la actuación al completo en su canal oficial de Youtube corrigiendo las notas que no estaban afinadas y mejorando el sonido.

La artista norteamericana también fue duramente criticada en los últimos días por actuar en Israel.  «Nunca dejaré de hacer música para adaptarla a la agenda política de alguien, ni dejaré de denunciar las violaciones de derechos humanos en cualquier parte del mundo», respondió la artista a la agencia Reuters sobre esta cuestión.

Antes de su actuación, Madonna deseó suerte a todos los participantes de Eurovisión 2019.  «Sois todos campeones, llegar aquí no es fácil, primero porque tenéis un sueño por el que luchar. En mi opinión, eso os hace vencedores, independientemente de lo que pase», les dijo en la famosa ‘green room’ del certamen.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here