Lucas Moura fue el héroe de la clasificación del Tottenham Hotspur para la final de la Champions League. El delantero brasileño firmó los tres goles de su equipo, el último en el minuto 95, el último del tiempo añadido. Al acabar el partido, Moura fue el protagonista más reclamado por la prensa. Un reportero le dio a escuchar la narración de su gol decisivo, el del pase a la final, y el futbolista no pudo evitar emocionarse. Incluso se llevó las manos a la cara en varias ocasiones para secarse las lágrimas.

Moura suplió de maravilla la baja de Harry Kane, el gran goleador del equipo londinense, que ha sido baja en la eliminatoria por su lesión, producida en la ida de cuartos de final ante el Manchester City. Se prevé que esté de vuelta para la final del 1 de junio, ante el Liverpool en el Estadio Wanda Metropolitano de Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here