El equipo barranquillero perdió este martes por la noche 92-74 en el primer juego de la final en San Andrés. Este miércoles, segundo duelo en el coliseo Genny Bay, desde las 9 p.m.

Titanes cayó derrotado este martes 92-74 ante Warriors, quinteto que sacó a relucir la efectividad que no tuvieron los barranquilleros.

Desde el primer capítulo los isleños, de la mano de los Jhonson, Jaelyn y Tremayne, tomaron el control. Se montaron en la pizarra y con voracidad fueron dominando a sus rivales. El primer cuarto concluyó 22-15. Siete puntos que evidenciaban su superioridad. En el segundo episodio, el desarrollo fue el mismo. Warriors arriba y Titanes intentando remar. La falta de un poste en los barranquilleros se hizo notar. No ganaban los rebotes defensivos y a la ofensiva fallaban en la rotación.

En el tercer cuarto. El ‘Pichi’ Torres anotaba y la pizarra reflejaba un apretado 54-53 a favor de los locales. En el último cuarto los triples de Roberson y una cesta de Michael Sneed debajo del aro, dejaba el juego en tablas 67-67. Fue el único instante donde los Titanes pudieron cambiar la realidad, pero la carencia de efectividad les pasó factura y los Warriors, a punta de triples, se echaron el juego en el bolsillo. Edwar Steele, con 20 puntos, fue el más encestador.   Jaelyn fue infalible. Tres de tres intentos.

Este miércoles, desde las 9 p.m. en el mismo escenario, se disputará el segundo juego de la final. Los Titanes, antes de regresar al coliseo Elías Chegwin para el tercer capítulo (este viernes a las 8 p.m.) esperan sacar un juego en casa. Tarea difícil, pero no imposible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here