Los jugadores del Nápoles podrían próximamente ser sancionados con importantes multas después del motín que protagonizaron a finales de noviembre, cuando incumplieron la orden del club de concentrarse durante varios días como medida por los malos resultados del equipo.

Según varios medios italianos, el presidente Aurelio De Laurentiis habría tomado la decisión de imponer importantes multas a los jugadores.

Los hechos se remontan al 5 de noviembre después del partido de Liga de Campeones contra el Salzburgo (1-1), cuando los jugadores abandonaron San Paolo y regresaron a sus domicilios, desobedeciendo la orden del presidente, que el sábado anterior había decidido que los futbolistas estuviesen concentrados durante ocho días.

Según La Gazzetta dello Sport, los salarios de noviembre de todos los jugadores, excepto el del francés Français Malcuit, lesionado en el momento de los hechos, se verían recortados un 25%.

En el caso del brasileño Allan, quien habría tenido una disputa con Edoardo De Laurentiis, hijo de Aurelio y vicepresidente del club, podría aumentar al 50% de su sueldo.

El importe total de las sanciones podría alcanzar los 2,5 millones de euros.

El diario deportivo asegura que el club ha enviado este lunes correos certificados a los jugadores anunciando estas sanciones.

La prensa, no obstante, precisa que las sanciones tienen que ser validadas por la Federación Italiana.

Contactado por la AFP para confirmar estas informaciones, el club no había respondido al inicio de la noche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here