El ex árbitro Javier Castrilli, habló con FDP Radio en Estados Unidos y se pronunció respecto a la vuelta al fútbol y, en especial, a los cambios provisionales hecho a la Regla 3 por la International Board que permite hasta cinco cambios en los partidos.

“Creo que la modificación ha sido un poco excesiva. Obvio que la motivación de la FIFA responde a la sobrecarga para los jugadores en este reinicio del fútbol. Está claro que la medida es temporal y que es optativa para cada federación implementarla”, opinó Castrilli. “La modificación de la regla surgió básicamente como una necesidad europea para resguardar sus competencias en el caso de que se reanuden todas juntas. Es parte del peso político que tiene Europa. Me parece que en Sudamerica sonó algo disparatado. La mayoría de los técnicos se han manifestado en contra porque sostienen que desnaturaliza los partidos. Creo que no fueron consultados los técnicos, como corresponde, sino que fue una decisión unilateral”.

Y fue un poco más allá: “Se me ocurre que en algunos países, donde hay diferencias económicas entre los clubes, pudiera llegar a verse como una ventaja deportiva (la modificación de la regla). A la larga puede generar una ventaja para los vulgarmente denominados equipos grandes”. Sin embargo, consideró que “ desde el punto de vista reglamentario no va a traer mayores dificultades. Por el momento las decisiones de la FIFA y la IFAB no son tan estrictas como para imaginar que los árbitros van a tener problemas”.

Castrilli, siempre claro en sus conceptos, se pronunció también respecto a una realidad cada vez más palpable: la situación en Sudamérica es compleja y luce lejana aún la opción de volver a la actividad en el corto plazo.

“Me parece imposible que se puedan reanudar las competencias internacionales en la Conmebol cuando todos los países tienen cerradas sus fronteras. Se tendrían que dar una serie de condiciones que no las manejan ni siquiera los Gobiernos, sino que lo hace la pandemia”, expresó. “Estamos muy lejos de imaginar en qué momento todo podrá volver. Nadie sabe a ciencia cierta cuándo se van a poder comenzar los juegos a nivel profesional”.

Consultado sobre cómo puede afectar a los árbitros el parón por la pandemia desde el punto de vista físico, Castrilli expuso que “en líneas generales los árbitros han demostrado responder acorde con las exigencias físicas de la FIFA. No creo que ese aspecto vaya a ser un escollo. Los preparadores físicos deben hacer un tratamiento personal con cada árbitro. No es lo mismo entrenar un físico de 25 años que uno de 40. Pienso que no van a tener problemas, quizás sí se puede ver reflejado el parate en la lectura de las acciones. Cuando un árbitro viene de un receso prolongado, le cuesta también recuperar esa gimnasia mental”.

 “La condición física en los árbitros es responsabilidad de cada uno. Te vas a encontrar con los más haraganes y reticentes al esfuerzo, y con aquellos que por más que vivan en un espacio reducido seguirán haciendo sus flexiones y saltos”, añadió.

Para quien fuera uno de los jueces en la Copa del Mundo de Francia 98, el fútbol sin público le parece “aburridísimo”. Porque “la voz de la gente, la voz del hincha, es esa música maravillosa que para todos los árbitros representa como una inyección de energía a la hora de salir a la cancha. Un árbitro de alta competencia necesita sentirse que está respaldado por esa voz, sentirse que está contento de estar disfrutando de ese momento. Estos partidos que estamos observando sin público le quita el 50 por ciento de la emoción de dirigir en primera división”.

Finalmente, Castrilli dedicó un espacio para comentar el impacto económico que sobre los árbitros pudiera conllevar esta crisis. “El arbitraje, por definición, es una actividad vocacional que (el árbitro) debe abrazar con aprecio y cariño. En Argentina los árbitros tienen una relación de dependencia que les garantiza cobrar dos partidos al mes, dirijan o no dirijan. No le ‘mueve la aguja’ a una Federación si tiene que pagarle a los árbitros que están parados”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here