La propagación del coronavirus obligó al mundo del deporte a suspender todas sus competiciones durante unos meses para evitar que la pandemia siguiese creciendo. Hace unas semanas, los partidos de la Bundesliga alemana se reanudaron y en la presente se reanuda LaLiga Santander española. La Serie A italiana y la Premier League inglesa lo harán próximamente, apretando su calendario para que haya tiempo para que se jueguen todos los partidos.

El plan pasa porque primero se terminen las competiciones domésticas y posteriormente, en el mes de agosto, se juegue lo que resta de la Champions League. La máxima competición continental, naturalmente, también sufrirá cambios en ese calendario, acortando el número de partidos para que se puedan jugar todos antes del inicio de la nueva temporada.

De hecho, el resto de la competición podría disputarse a partido único en un estadio neutral. El hecho de que los equipos pierdan los ingresos por taquillas hace que esta posibilidad sea viable y todo apunta, según varios sectores de la prensa, que la ciudad de Lisboa, capital de Portugal, podría albergar los partidos de cuartos, semifinales y la gran final.

Además, según las informaciones publicadas este jueves por el diario ‘Bild’ de las que se ha hecho eco el diario ‘Sport’, los partidos restantes de octavos de final podrían disputarse también en Lisboa, lo que haría que el FC Barcelona perdiese el factor campo contra el Nápoles o que el Manchester City lo hiciese contra el Real Madrid. A falta de confirmación oficial, los equipos vivos en la Liga de Campeones se concentrarán en Portugal para buscar la final.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here