El Bayern atraviesa un buen momento en la temporada, ya que después de ganar al Borussia Dortmund la pasada jornada son líderes de la Bundesliga. Pero parece que el ambiente en el vestuario del conjunto bávaro no es del todo bueno. Según ha informado el diario germano Bild, Robert Lewandowski y Kingsley Coman se fueron a los puños en el entrenamiento a puerta cerrada del equipo.

Todo comenzó como una discusión verbal después de que el polaco criticase al francés. Poco después esa pelea se convirtió en algo más que palabras y los dos delanteros del Bayern de Múnich se enzarzaron a golpes. Tanto es así que, siempre según el rotativo alemán, Niclas Süle y Jerome Boateng intentaron separarlos, pero sin éxito y necesitaron la ayuda de prácticamente todo el equipo para acabar con esa batalla.

Tras la pelea, el técnico Niko Kovac continuó con el entrenamiento con normalidad como si nada hubiera pasado. Lewandowski y Coman siguieron sobre el césped y se marcharon a vestuarios al terminar la sesión, como el resto de sus compañeros. Veremos si el club bávaro toma medidas contra sus dos futbolistas por este comportamiento. Mientras tanto se centran en el choque del domingo ante el Fortuna Düsseldorf.

El Bayern visita Düsseldorf con la intención de afianzarse en el liderato y hacer buena la goleada en el Clásico de la Bundesliga, disputado en el Allianz el pasado fin de semana. Para ello necesitarán de la calidad de los dos protagonistas de la pelea, Coman y Lewandowski, para conseguir sacar tres puntos importantísimas en su lucha por volver a conquistar el título de liga otro año más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here