La final de Champions League es uno de los partidos de fútbol más seguidos cada temporada; por ello, tanto el partido como su emisión es una importante fuente de ingresos para los organizadores y sus participantes. Precisamente por este motivo, las redes se han llenado de comentarios indignados por una oferta de trabajo que la UEFA a través de la compañía Sold Out publicó para el evento del 1 de junio en el Wanda Metropolitano.

En el anuncio, el máximo organismo del fútbol en Europa pedía “200 voluntarios bailarines, deportistas y estudiantes de teatro y música”. Éstos participarían en un espectáculo previo a la final “acompañando a un artista internacional de reconocido prestigio”. El problema? No es remunerado.

Según la propia oferta, el ‘pago’ por participar era la visibilidad de los voluntarios en una ocasión muy especial. De hecho, fuentes de la UEFA justificaron al medio online El diario que “es la oportunidad de ser parte de la final de la Champions League: a menudo una experiencia única en la vida para ellos”.

La oferta, que varias cuentas denunciaron en las redes sociales como abusiva, además, pedía una dedicación de dos semanas a los “voluntarios” para ensayar la actuación de la final. Y, de hecho, la Confederación de Artistas Trabajadores del Espectáculo (ConARTE), la denunció ante la Inspección de Trabajo y lanzó un comunicado en el que criticaba duramente la iniciativa de la UEFA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here