Las últimas semanas de Camila Osorio pueden describirse en una sola palabra: maratónicos. Y no solo por hablar de los torneos y partidos que ha tenido que afrontar, sino que ha viajado de un lugar a otro, acumulando millas… de Estados Unidos a Argentina, de Argentina a China, de China a Colombia.

Así es la vida de la tenista número 4 del mundo juvenil, reciente subcampeona del ITF Junior Masters, doble medallista en los Olímpicos Juveniles, semifinalista del US Open y quien arribó a las 4:00 a.m. a Colombia para, un par de horas más adelante, atender individualmente a la decena de periodistas que la esperaron en Bogotá, exactamente en las instalaciones de Colsanitas, para conocer de primera mano sus sensaciones de sus últimas actuaciones.

Con una sonrisa en cada intervención, dejando de lado el cansancio, el jet-lag y la falta de sueño, Camila atendió a la Federación Colombiana de Tenis y habló sobre algunos temas de su carrera deportiva, esto antes de volar –nuevamente- con destino a Cúcuta donde la próxima semana jugará el ITF $15.000 dólares.

– ¿Qué balance puedes hacer de esta temporada, la mejor que has tenido como juvenil?

La verdad estoy muy contenta por los resultados que he obtenido hasta ahora, igual creo que apenas es el comienzo. Agradecida con Dios porque Él es quien me ha dado todo esto, con Sanitas por el apoyo que me han brindado, con Alejo (Falla) también estoy agradecida porque él ha sido parte de este proceso y todo esto ha sido gracias al trabajo que venimos haciendo. Ahora sigo enfocada en los siguientes retos.

– El trabajo con Alejandro Falla tiene poco tiempo, ¿pero qué aspectos ha mejorado en tu juego esta unión?

Sí, hemos tenido muy poco y apenas estamos empezando, pero me ha aportado mucho en el sentido de que él ya ha vivido todo esto, así que sabe lo que hay que hacer y lo que no; me ha enseñado a ser más profesional tanto fuera como dentro de la cancha. Eso me ha ayudado a estar muy enfocada.

– Con él tienes una gran relación desde lo profesional… ¿la buena comunicación también se da en temas que no son específicamente de tenis?

Sí, claro, creo que todo no siempre es tenis y en el tiempo que he pasado con Alejo me he divertido mucho. Él es una gran persona y me aporta mucho en ese aspecto, no solo en el tenis, sino que en lo de afuera hay muchas cosas en las que uno le puede aprender. Nos llevamos bien dentro y fuera de la cancha porque al final viajamos todo el tiempo, muchas semanas, así que salir de la cancha y tener otras cosas de las que hablar siempre es importante.

– El crecimiento ha sido evidente, ¿pero también reconoces que hay aspectos en los que mejorar?

Claro, porque esto apenas es el comienzo, es un paso en el camino; esto apenas es la etapa juvenil. Sí me ha ido muy bien, pero lo verdadero se va a ver cuando dé el paso al profesionalismo.

– En teoría te quedan dos años en el circuito juvenil, ¿pero qué has pensado para 2019? ¿Continuar por esa senda o buscar un poco más de profesionalismo?

Yo voy a jugar los Grand Slam Junior, pero solo Roland Garros, Wimbledon y el US Open, porque creo que al Abierto de Australia no iré y de resto voy a jugar profesional. Mi idea es buscar la transición al profesionalismo para enfocarme en esto y tener la posibilidad de ascender en el ranking.

– ¿Qué tan duro crees que puede llegar a ser ese cambio?

Sé que va a ser muy difícil, no es como que voy a llegar y ganarme todos los torneos. Va a ser un cambio muy grande de pasar de torneos juniors, donde juegas con chicas de tu edad, a tener que enfrentarte con mujeres con experiencia y eso puede llegar a ser duro. Pero con la ayuda de Dios y confiando en el trabajo que venimos haciendo, esperamos pasar esa etapa rápido.

– Ya han pasado semanas después de los Olímpicos de Buenos Aires. ¿Ahora qué valor le das el haber ganado dos medallas?

Que estoy por el buen camino, aunque uno no sepa qué pasará en el futuro, yo siento que voy por el camino que es. Haber logrado dos medallas no fue fácil: con Nico (Mejía) ganamos la medalla de plata en mixto y eso es algo que nadie en el tenis colombiano había logrado en los Olímpicos anteriores. Pero no solo yo, también creo que Nico va súper bien y esperamos darle muchas alegrías al país.

– ¿Qué pasó en ese partido de la final de dobles en Argentina?

Los otros jugaron muy bien. Nico y yo habíamos jugado juntos, pero ya hace muchísimo, y lo hacemos muy bien, pero es que los japoneses tuvieron un gran partido. Nosotros tuvimos nuestras chances y no las tomamos, o tal vez ellos jugaron esos puntos mejor. Sin embargo, creo que lo hicimos bien al llegar a una final con unos equipos durísimos y sacando partidos donde casi nos eliminan y donde terminamos remontando. Eso también fue muy divertido, no solo por llegar a la final, sino porque uno no siempre tiene la oportunidad de jugar en junior unos mixtos.

– ¿Cuál es el mayor sueño de Camila Osorio?

Ser la número 1 en la WTA y ganar Grand Slam, cualquiera, todos… Yo quiero hacer historia, quiero dejar el nombre de Colombia y de mi ciudad en alto; demostrar que no importa de dónde vengas o quien seas, lo que tengas o lo que no, si estás de la mano de Dios todo se puede y que si uno lucha y trabaja todo lo puede lograr.

Entrevista cortesía Fedecoltenis

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here