En un año en que los escándalos en Copa Libertadores fueron el centro de la atención del planeta fútbol, la Copa Sudamericana quedó más opacada que nunca. Hoy se juega la final de ida en Colombia donde el Junior intentará sacar ventaja ante el Paranaense.

El “Tiburón” de Barranquilla y el “Furacão” del Atlético Paranaense medirán fuerzas a partir de las 7:45 de Colombia, en una final que promete ser apasionante, ya que ambos aspiran a su primer título internacional.Los colombianos esperan dar un golpe de autoridad en casa, mientras que los brasileños tienen confianza para el encuentro, al que llegan con dos de los mejores artilleros del certamen en sus filas que están listos para aprovechar las lagunas adversas: Nikão, que suma 4, y Pablo, que marcó 3.

Tras un inicio de torneo sin descollar, los dos equipos han pisado el acelerador y son de las escuadras más letales en las fases eliminatorias de la Sudamericana. Desde octavos de final, Junior ha anotado ocho goles para dejar en el camino a los argentinos Colón y Defensa y Justicia, así como a su compatriota Santa Fe, perdiendo apenas un choque. Paranaense, a su vez, marcó nueve tantos para eliminar al Caracas y a los brasileños Bahía y Fluminense, por tan solo dos en contra.

Para Junior, estas semanas serán decisivas en la búsqueda de un histórico doblete al tener la posibilidad de conquistar las coronas de la Sudamericana y de la liga local, cuya final disputará con Independiente Medellín.

Tras la victoria 2-1 con el equipo alterno ante Flamengo del sábado, por la última fecha del torneo Brasileirao, Paranaense arribará fresco para la primera batalla contra Junior. Séptimo de su campeonato y con boleto para la próxima Sudamericana, el “Furacão” ya superó su mejor clasificación histórica en competiciones internacionales luego de alcanzar las semifinales en 2006.Su estratega Tiago Nunes es la revelación de una escuadra acostumbrada a lidiar con la zona gris del campeonato brasileño y que espera dar el salto a ligas mayores. “Pienso que el Atlético Paranaense es un club grande, que tiene una estructura maravillosa, hinchada, tradición y camiseta, pero todavía no es un club campeón. Debemos convertirlo”, dijo en su momento Nunes.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here