Todos pensaban que el futuro y de Jarlan Barrera estaba listo luego de terminar campeón con Junior y marchar a Tigres de México, su destino cambió de rumbo la semana pasada al conocerse que el jugador también se habría comprometido con Rosario Central.

Según la prensa argentina, el ‘Canalla’ pagó un millón de dólares para hacerse con los servicios del mediocampista samario, figura de Junior en la presente temporada.

Tigres reaccionó ante la noticia y envió una misiva a Central en la que detalla las condiciones contractuales de Barrera, asegurando que el jugador firmó con ellos desde agosto y que el acuerdo entra en vigencia a partir de enero de 2019.

Ver imagen en Twitter
Al parecer, las negociaciones se llevaron a cabo por dos agentes diferentes. La respuesta del jugador no se hizo esperar y también le envió una carta al equipo mexicano indicando que si bien hubo contactos con los representantes Miguel Ángel Guerrero y Alessandro Monfrecola desde agosto, él no ha firmado ningún documento vinculante con Tigres.

Jarlan asegura inclusive que en los borradores de contrato tipo que traían los representantes, las condiciones económicas no eran favorables e incluían la firma de un doble contrato para el pago del salario por medio de un contrato de imagen. En México esta práctica se considera evasión de impuestos, situación que recalca el jugador y que por supuesto no aceptaría de ninguna manera pues lo comprometería seriamente.

La misiva al presidente de Tigres cierra con la exigencia de Barrera para que «se abstenga inmediatamente de continuar comunicándose con mi persona y de seguir acosándome de forma intimidatoria, so pena de perseguir económica y disciplinariamente los perjuicios que ellos irrigue».

Una vez finalizó el partido ante Independiente Medellín en el Atanasio Girardot, que coronó al ‘Tiburón’ como campeón del fútbol colombiano, Barrera confirmó que se despedía del equipo pero no dio luces sobre a cuál equipo llegaría.

Hoy, en un nuevo capítulo del novelón, Tigres volvió a pronunciarse sobre el caso en voz de su presidente Miguel Ángel Garza: “Ellos (representantes del jugador) vinieron a entregar los documentos oficiales que se firmaron entre ellos y el jugador, y lo están viendo aquí en las oficinas”.

Según Garza, Jarlan termina contrato el 31 de diciembre y sus representantes estarán en Colombia la próxima semana para resolver el asunto con el volante. Tigres hasta el momento no ha tenido comunicación con Barrera: “No, la verdad nosotros, hasta que no termine su contrato con el equipo Junior vamos a esperar, su representante sí puede hacerlo de acuerdo a su contrato y vamos a esperar a la próxima semana”. Indicó que tampoco han hablado con Rosario Central.

Sobre la carta de Jarlan hacia él, el dirigente mexicano aseguró: «En lo personal no he visto ninguna carta, pero sé que están metidas otras personas, allegados, y gente que se ha metido dentro del negocio, que es algo normal en estas cuestiones de futbol, pero bueno, nosotros vamos a seguir los procesos que siempre hemos seguido normales con las gentes que lo representa y así nos trajeron las cartas, los documentos que se tienen firmados, y así seguir el proceso normal” y finalizó diciendo que no se ha contemplado deshacer el negocio.

Hoy se pudo conocer que el samario firmó contrato tanto con Tigres como con Rosario Central, después de una revisión que hicieron peritos caligráficos contratados por los clubes para verificar la autenticidad de la firma en cada documento.

Jarlan tendrá en sus manos la decisión sobre a cuál club irá inicialmente sería al argentino pero tanto él como el club elegido, se expondrían a ser demandados por el club rechazado con carácter solidario. El futuro del talentoso volante sigue sin resolverse y el novelón parece que va para largo.

En dialogo con Carlos González Puche, director de la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales, Jarlan Barrera quedaría sin equipo y con extensa inhabilitación para jugar. Además, recaería una fuerte multa sobre el volante, quien explicó las consecuencias que tendría para el futbolista el haber firmado contrato con 2 equipos al mismo tiempo.

“Fue mal asesorado y no por la Asociación. De comprobarse esta situación, podría quedar suspendido entre 4 y 6 meses; además, tendría duras sanciones económicas”,indicó en declaraciones emitidas en ‘Momento deportivo’, programa de la emisora Antena 2.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here