El alemán Mick Schumacher, hijo de Michael, ganó el título de Fórmula 2, antesala de la F1, este domingo en Baréin, antes de ascender a la categoría reina la próxima temporada de la mano de la escudería estadounidense Haas.

El piloto de 21 años terminó la última prueba de la temporada en el puesto 18, suficiente para proclamarse campeón con 14 puntos de ventaja sobre su último rival, el británico Callum Ilott, 10.º en el circuito de Sakhir.

“Estoy un poco sobrepasado de momento, me va a llevar unos días… Estoy muy contento y agradecido”, declaró el joven piloto una vez se bajó del monoplaza.

‘La pólvora no es un juego’. 

Nacido el 22 de marzo de 1999, Mick corre a día de hoy con su primer apellido, pero al principio se inscribió en karting en 2008 con el de su madre, Betsch, y posteriormente usó Mick Junior.

El alemán debutó en un monoplaza en 2015 en el campeonato de Alemania de F4, antes de pasar a la F3 europea en 2017 y de ganar el título en 2018.

El joven piloto llegó a la Ferrari Driver Academy (siguiendo los pasos de su padre, que conoció la gloria de rojo a principios de los años 2000) al mismo tiempo que en la F2, en 2019.

Michael Schumacher, campeón del mundo de F1 en siete ocasiones (1994-1995, 2000-2004), disputó su último GP en 2012 con Mercedes. En diciembre de 2013 sufrió un accidente esquiando y se ignora casi todo de su estado de salud.

Fuente AFP.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here