La presión de los jugadores resultó clave para dar el paso. El domingo, Alberto Fernández había pedido que la pelota no se frenara. Lo anunciarán este martes.

Tras reuniones en diferentes ámbitos, el Gobierno nacional y la AFA tienen decidido suspender el fútbol profesional como consecuencia de la expansión del brote del nuevo coronavirus​. La medida se anunciará este martes una vez que finalice la primera fecha de la Copa Superliga.

Después de un fin de semana ajetreado, con reclamos desde los futbolista y con River metiendo presión luego de decidir no jugar el partido contra Atlético Tucumán, desde la Casa Rosada decidieron rever su postura inicial.

Es que este domingo, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, en consonancia con la mayoría de los dirigentes de los clubes y Sergio Marchi, titular de Futbolistas Argentinos Agremiados, había sugerido que se podía seguir jugando.

«Si es a puertas cerradas, no le veo el problema», había dicho el Jefe de Estado tras anunciar una serie de medidas para bajar la tasa de contagio del COVID 19. Además, había aprovechado para pedirle a las empresas que tienen los derechos para televisar el fútbol que transmitieran los partidos por la TV abierta.

El cambio de postura responde a que la Argentina quedó aislada en la decisión de no parar la pelota. Se tuvo en cuenta el escenario internacional, donde no solamente el fútbol, sino que otros eventos deportivos fueron suspendidos.

En Sudamérica, la Conmebol​ ya había cancelado por una semana la Copa Libertadores y también había postergado las dos primeras fechas de las Eliminatorias Sudamericanas Qatar 2022 previstas para finales de marzo.

A nivel clubes, este lunes, Chile y Bolivia completaron el listado de ligas sudamericanas que cesaron su actividad. El domingo había sido el turno de Brasil.

Fue fundamental también el reclamo de los futbolistas, que se hizo cada vez más fuerte desde la decisión de River de no presentarse el último sábado frente a Atlético Tucumán en el Monumental por la primera fecha de la Copa Superliga.

Resultó clave la charla que mantuvo Marchi con Silvio Romero, capitán de Independiente, quien fue en representación del plantel del Rojo y también de Villa Mitre, equipo al que club de Avellaneda debía enfrentar este martes por la Copa Argentina. El goleador había solicitado la suspensión de dicho encuentro. La solicitud fue aceptada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here