“Hace 10 años que estoy en Galatasaray y quieren que me retire acá”, dijo el arquero uruguayo, y dijo estar “bien” y “manteniendo la calma”.

“No sé si volveré a jugar al fútbol en Uruguay. Hace 10 años que estoy en el Galatasaray. Soy más que un jugador, tengo una red de amistades aquí. Quieren que me retire acá y continúe trabajando en el club”, declaró Fernando Muslera en una entrevista con el diario turco Sporx.

“Disfruté mucho jugando en Nacional, pero fue corto. Veremos qué pasa en el futuro, las cosas pueden cambiar”, agregó el arquero de 34 años, quien debutó en Wanderers en 2003 y militó en filas tricolores entre 2007 y 2008.

Muslera valoró que Uruguay sigue exportando jugadores. “El fútbol está cambiando y desarrollándose constantemente. Gracias a Dios, Uruguay encontró a los jugadores adecuados en el momento adecuado. Los jugadores jóvenes son dinámicos y se adaptan fácilmente a un nuevo ritmo”, señaló.

Al comentar su reciente fractura de tibia y peroné, una grave lesión que lo dejó afuera del tramo final de la Superliga de Turquía, el guardameta de la Celeste admite preocuparse por avanzar en su recuperación.

“Estoy bien ahora. No es una situación a la que esté acostumbrado y lo peor es el período de recuperación. Estoy preocupado pero mantengo la calma. Sigo las instrucciones de los médicos. Busco por internet sobre nutrición porque me preocupa qué debo comer cuando no me muevo”, añadió.

El capitán del Galatasaray también detalló cómo se produjo el encontronazo con el checo Milan Skoda en el partido contra el Rizespor, que provocó su lesión.

“Cuando me golpeé la pierna sentí de repente que se volvía impotente y muy caliente. Comprendí que estaba rota y se lo dije a los médicos. He tenido muchos encontronazos pero este fue diferente. El jugador que chocó conmigo también se estaba cayendo y no tenía intención de golpear”, recordó.

Según explicaron a Efe expertos en medicina, la lesión, que se produjo en el partido entre el Galatasaray y el Rizespor el 14 de junio, en el primer encuentro del club de Estambul tras más de dos meses de interrupción de la Liga por la pandemia del coronavirus, mantendrá a Muslera alejado de la cancha durante al menos seis meses.

Supone un fuerte golpe para el Galatasaray, actualmente cuarto en la Superliga turca, que ve seriamente mermada su capacidad y tiene pocas esperanzas de remontar los ocho puntos que lo separan del Basaksehir, que encabeza la clasificación.

Y es que la situación del uruguayo se sumó a las del defensa brasileño Marcao y del delantero rumano Florin Andone, también lesionados de gravedad.

Por si fuera poco, el delantero colombiano Falcao sufrió una lesión muscular en la pierna derecha el pasado domingo, que lo deja fuera del encuentro contra el Basaksehir el próximo día 28, aunque los técnicos del club esperan que el Tigre pueda jugar contra el Trabzonspor el 5 de julio.

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here