Turquía empató 0-0 ante Islandia y consiguió su clasificación para la Eurocopa 2020 y, de rebote, la de Francia, que sin jugar su partido ante Moldavia también logró matemáticamente su billete para el torneo que de disputará este verano en varios países del continente.

El equipo dirigido por Erik Hamrén tenía mucho que perder en el estadio Ali Sami Yen de Estambul. Aún con vida después de sus dos derrotas en los últimos tres partidos, tenía que ganar en Turquía para mantenerse con opciones en la última jornada, en la que se enfrentará a Moldavia.

Separada por cuatro puntos del combinado otomano y de Francia antes del inicio de la jornada, Islandia no podía fallar. Se encontraba ante la que podía ser su bala final y la desperdició. Turquía planteó un partido serio, muy controlador, y no cedió casi ni una sola ocasión a su rival.

Los hombres de Senol Günes consiguieron neutralizar cualquier intento de Islandia por hacerse con el dominio del encuentro. Los datos, tras los 90 minutos, hablaron por sí mismos: Islandia, sólo tuvo una ocasión clara de peligro, en el minuto 83 con un remate de cabeza espectacular de Hordur Magnusson que salvó sobre la línea de la portería Burak Yilmaz.

Ese fue el único instante en el que Islandia llegó a soñar con la proeza. El resto del duelo, estuvo a expensas de su rival, que con muy poco, se llevó un punto con el que se clasificó para la Eurocopa.

Controlado por los turcos

En la primera parte, Turquía, envuelta en su fútbol de control, apenas tuvo una ocasión gracias a un cabezazo de Yilmaz que se marchó por encima del larguero.

En la segunda, apretó un poco más, pero tampoco con mucho éxito. De nuevo Yilmaz, con un centro envenenado que golpeó en el larguero de la portería de IslandiaTufan con un disparo sin mucho peligro, y otra vez Yilmaz, con un tímido disparo que detuvo el portero Halldórsson, protagonizaron las oportunidades turcas.

Después, Islandia, en plena agonía, se lanzó a la desesperada a por la victoria. Tuvo su momento con el cabezazo de Magnusson, pero Yilmaz decidió que no era el momento de Islandia. No marcó, pero evitó un gol con el que Turquía no se habría clasificado para la Eurocopa. Y, ya de paso, Francia, de rebote, antes de su partido, también logró su billete.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here