El mejor club del siglo XX y el que más Champions ha ganado en el siglo XXI necesitaba un estadio acorde a su historia. El nuevo Santiago Bernabéu se vislumbra como un proyecto destinado a marcar un hito en la historia de la arquitectura madrileña y en el fútbol mundial. La obra, adjudicada a las firmas Ribas & Ribas Arquitectos, L35 y GMP Architekten, convertirá al coliseo madridista en “el mejor estadio del mundo”, en palabras de Florentino Pérez.

Los arquitectos se enfrentarán a un desafío sin precedentes para modernizar uno de los edificios más icónicos de la capital de España, sin embargo todas las firmas implicadas se encuentran más que preparadas para el reto que tienen por delante. Ribas & Ribas Arquitectos y L35, sin ir más lejos, ya han formado equipo en la construcción del recinto llamado a cambiar Dubai: el estadio Sheikh Mohammed Bin Rashid Al Maktoum. Este complejo multiusos estará compuesto por un estadio, un centro comercial, otro de convenciones y un hotel en un proyecto que guardará muchas similitudes con el nuevo Bernabéu.

Los jeques de Emiratos Árabes Unidos han confiado a estas firmas españolas el desarrollo de un emplazamiento que costará más de 700 millones de euros y que espera albergar todo tipo de eventos gracias a un diseño vanguardista con cubierta retráctil con aforo para 60.000 personas. Esta firma tiene una filosofía muy arraigada al respeto del entorno y del medioambiente y lo demuestra en cada uno de sus proyectos.

Al igual que la Ciudad Deportiva de Valdebebas se convirtió en un hito en la historia del Real Madrid y del fútbol mundial, este nuevo Bernabéu pretende convertirse en un espejo en el que el resto de clubes se mirarán en un futuro no muy lejano.

Aunque en el exterior no terminan las obras, ni mucho menos. El estadio madridista será un ingenio de la arquitectura incorporando un innovador marcador de 360 grados que otorgará una enorme luminosidad interior al coliseo, al tiempo que la cubierta retráctil de 15 metros del estadio permitirá que los espectadores disfruten del fútbol con la máxima comodidad sin importar el parte meteorológico.

Las obras, que concluirán en 2023, convertirán al Bernabéu en uno de los estadios más sostenibles del mundo rodeado de zonas verdes y con 25.000 m2 de espacios públicos mediante la desaparición de la Esquina del Bernabéu y la peatonalización de la calle Rafael Salgado como símbolos de una obra que no sólo se limitará a un estadio de fútbol. El Real Madrid quiere seguir escribiendo páginas doradas en su historia y sin duda un proyecto como el del nuevo Bernabéu marcará la diferencia en un club que sólo puede permitirse hacerlo con los mejores en su equipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here