Sigue la oleada de robos en las casas de los futbolistas. Casemiro y Thomas Partey han sido los últimos en unirse a la larga lista de jugadores que han sufrido robos cuando no se encontraban en casa, aunque en algunos casos sí estaban presentes sus familiares o algún miembro del personal de limpieza. El método que utilizan los ladrones se conoce como método Spiderman, pues acceden a las casas a través de las ventanas. 

El modus operandi que utilizan los ladrones se conoce como método Spiderman: aprovechan que sus víctimas no se encuentran en casa al estar atendiendo sus compromisos profesionales y entran en las lujosas viviendas. El procedimiento es sencillo: vigilan la puerta principal del inmueble y trepan por la fachada hasta alguna de las ventanas, por donde aprovechan para entrar. Se trata de un método rápido y sobre todo silencioso, del que ya han sido víctimas un gran número de jugadores en nuestro país.

Los futbolistas han intentado hacer frente a ello aumentando sus medidas de seguridad, pero no siempre ha sido suficiente. Es un problema que preocupa también a los clubes, que han aconsejado a sus jugadores que no compartan fotos ni vídeos de sus viviendas en las redes sociales. Sin embargo, no ha tenido demasiado resultado.

Si Casemiro fue una de las últimas víctimas –el brasileño sufrió el robo mientras disputaba el pasado derbi en el Wanda Metropolitano–, ahora se ha conocido un nuevo caso. Según la Cadena COPE, el jugador del Atlético de Madrid, Thomas Partey, se enteró de que su casa había sido asaltada durante la concentración con los rojiblancos en Moscú para el partido de esta noche ante el Lokomotiv. Una empleada del hogar se encontraba en el momento del asalto, pero por suerte todo quedó en un susto y no hubo que lamentar daños personales.

Fuente: OkDiario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here