El Liverpool ha recibido el visto bueno para jugar sus partidos restantes en los que tenía que ejercer como local en Anfield, en lugar de en un campo neutral.

El grupo asesor del ayuntamiento de Liverpool ha estado supervisando las condiciones en las que esto podría ocurrir, ante el temor de que los aficionados se congregasen en las cercanías del estadio durante los partidos, con especial énfasis en el Everton-Liverpool de la próxima semana.

Este miércoles, el organismo ha comunicado que el encuentro podrá jugarse en Goodison Park y que tanto Everton como Liverpool podrán disputar el resto de partidos en sus respectivos estadios.

Ese encuentro entre el Liverpool y el Everton podría ser el primero en el que los de Jürgen Klopp tengan la posibilidad de conquistar la Premier. Para ello necesitarán que el Manchester City pierda contra el Arsenal y ganar ellos al Everton.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here