El plantel del Liverpool, el delantero inglés Marcus Rashford, su compatriota y campeón de la Fórmula 1, Lewis Hamilton y su colega monegasco de Ferrari, Charles Leclerc se sumaron al repudio por el asesinato de George Floyd.

Los jugadores del plantel de los «Reds» aparecieron arrodillados alrededor del círculo central del campo del estadio de Anfield tras entrenarse para el reinicio de la Premier League, previsto para el 17 de junio.

La prensa inglesa reportó que los 29 jugadores dirigidos por el DT alemán Juergen Klopp pidieron realizar esta imagen, publicada en redes sociales con el mensaje «Unidad es poder» y el hashtag «#BlackLivesMatter (las vidas negras importan)».

El gesto de los futbolistas del Liverpool es similar al que Marcus Thuram, jugador del Borussia Moenchengladbach, realizó en la víspera tras anotar un gol en un partid de la Bundesliga.

Thuram, hijo de Lilian Thuram, ex campeón mundial con Francia y activista de la lucha contra el racismo, imitó a su vez a Colin Kaepernick, ex astro de los San Francisco 49ers pero expulsado de la Liga de Football Americano (NFL).

Kaepernick fue exiliado de la NFL por arrodillarse ante el himno nacional antes de los partidos de la liga en protesta por la brutalidad policial contra los afroamericanos.

Desde Inglaterra también se sumó Marcus Rashford, delantero de la selección local y del Manchester United que declaró que lleva unos días «intentando procesar lo que pasa en el mundo».

«La gente está hiriendo y la gente precisa respuestas. Las vidas negras importan. La cultura negra importa. Las comunidades negras importan. Nosotros importamos», subrayó Rashford.

 Diferentes voces del deporte manifestaron en los últimos días su indignación por el asesinato de Floyd, un afroamericano de 46 años que el lunes 25 de mayo murió tras haber sido asfixiado por el policía blanco Derek Chauvin en Minneapolis.

Chauvin, que mantuvo su rodilla sobre la cabeza de Floyd durante casi nueve minutos pese a que su detenido le pidió «por favor» tras haberse entregado por intentar pagar una compra con un billete falso, fue despedido y acusado de homicidio.

Las tenistas estadounidenses Serena Williams y Coco Gauff junto a su colega japonesa Naomi Osaka también expresaron su indignación por el hecho, mientras que Vanessa Bryant, viuda de Kobe Kobe, publicó una imagen del ex astro de la NBA en la que se lo ve luciendo una remeta con el mensaje «No puedo respirar».


    «Mi marido usó esta remera años atrás y sin embargo aquí estamos de nuevo. La vida es muy frágil. La vida es impredecible. La vida es demasiado corta», escribió la viuda de Bryant, fallecido este año en un accidente aéreo.
    También Hamilton, séxtuple campeón de la F1, se preguntó «en un mundo como éste en que vivimos, ¿quién asumirá la responsabilidad de todo esto?», tras lo cual enfatizó estar «seguro de que ninguno de estos policías lo hará».


Desde Instagram, el campeón vigente de la F1 también apuntó contra el mundo de la máxima categoría del automovilismo mundial, la cual, cuestionó, está «dominado por los blancos» y por eso permaneció en silencio sobre el «asesinato» de Floyd.


 «Veo a aquellos que están callados, algunos de ustedes son superestrellas, e igualmente están en silencio en medio de la injusticia», criticó Hamilton, primer campeón negro de la F1.
    «Ninguna señal de gente de mi sector que obviamente es uno de los deportes dominados por los blancos: allí soy uno de las únicas personas negras, pero no sólo. Pensé que alguno querría saber porqué pasa esto y decir algo al respecto, pero no puedes estar a nuestro lado. Sólo sé quién eres y te veo», agregó.
    El piloto de Mercedes revalidó su respaldo a los manifestantes estadounidenses contra el racismo y la brutalidad policial y remarcó que «no puede haber paz hasta que nuestros llamados líderes no cambien».
    «Esto no es sólo en Estados Unidos: es el Reino Unido, España, Italia y todos lados: deben cambiar la manera en que se trata a las minorías y el modo en que educan a las personas de sus países sobre igualdad, racismo y clasismo», resaltó.
    «Somos todos iguales, no nacimos con el racismo y el odio en nuestros corazones es enseñado por aquellos que miramos», lamentó Hamilton, quien expresó su deseo de formar parte de algún modo del cambio, en colaboración con la F1 y la FIA».
    «No sé porqué no hay bastantes estudiantes universitarios, ingenieros, mecánicos y operadores de medios provenientes de contextos más diversos: siempre fue como hoy, pero veo una real oportunidad de formar parte del cambio», completó.
    También Leclerc, piloto monegasco de Ferrari, los británicos Lando Norris (McLaren) y George Russell (Williams) y el australiano Daniel Ricciardo (Renault) se manifestaron contra el racismo ante el silencio de la F1 apuntado por Hamilton.
    También el golfista español Jon Rahm expresó su indignación por el asesinato de Floyd: «nadie nace odiando a otra personas por el color de su piel, por su historia o por su religión», escribió el número 2 del PGA Tour en Instagram.
    «Las personas deben aprender a odiar y, si pueden aprender a odiar, les pueden enseñar el amor, porque también el amor llega más fácilmente al corazón humano que su contrario», destacó Rahm citando al fallecido ex presidente sudafricano Nelson Mandela.
    «Siento escalofríos y se me pone la piel de gallina de sólo pensar lo que le pasó a Floyd», escribió a su vez la golfista estadounidense Cheyenne Woods.(ANSA).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here