El Borussia Dortmund instalará cámaras térmicas y sensores 3D en el Signal Iduna Park con el objetivo de medir la temperatura de las personas y comprobar si se cumple con el distanciamiento social.

La pandemia provocada por el coronavirus está provocando situaciones que en ninguna otra ocasión habríamos podido contemplar en el interior de un terreno de juego.

Tras la reanudación de las competiciones en varios países europeos, muchos están tanteando la posibilidad de jugar los últimos partidos con público, con el riesgo que eso supondría para los aficionados, jugadores y empleados del club.

Pero los clubes están buscando una solución para no dejar a los hinchas sin fútbol. El Borussia Dortmund comprobará en el Signal Iduna Park si realmente pueden volver a entrar aficionados al estadio a partir de la próxima campaña.

La entidad alemana instalará cámaras térmicas y sensores 3D para el duelo ante el Hoffenheim del próximo 27 junio, con el fin de medir la temperatura de las personas y comprobar si se cumple con el distanciamiento social.

«Sería negligente, después de todo, si no nos preparamos ahora para que los espectadores sean admitidos de nuevo. Tendremos que esperar y ver si la tecnología utilizada al final es eficiente y cumple el objetivo«, aseveró en ‘Ruhr Nachrichten’ Carsten Cramer, el director de Marketing del Borussia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here