El conjunto de Unai Emery remontó un 1-2 en contra para llevarse el derbi del norte de Londres ante el Tottenahm y colocarse cuarto en la Premier.

A los ‘gunners’ le bastaron 22 minutos para darle la vuelta al derbi londinense y meterle tres goles al Tottenham, que se fue al descanso con ventaja en el marcador.

En el derbi del norte de Londres tuvo idas, venidas, euforia, polémica, tensión, héroes como Lacazette y Aubameyang, antihéroes como Mike Dean, el árbitro, y, por encima de todo, la clarividencia de Unai Emery, artífice con sus decisiones de la espectacular remontada del Arsenal ante el Tottenham (4-2).

Los de Mauricio Pochettino rozaron durante muchos minutos la posibilidad de romper su estadística en el Emirates, estadio en el que, desde su inauguración en 2006, solo han conseguido una victoria.

Y de haberse llevado la victoria los ‘Spurs’, Mike Dean, colegiado del encuentro, hubiera tenido gran parte de la culpa, ya que los dos goles del Tottenham llegaron en acciones discutibles.

El partido empezó de cara para el Arsenal, ya que Aubameyang marcó en el minuto 10. Dier y Kane fueron los encargados de aguarle la fiesta a los de Emery en tan solo cuatro minutos.

Sin embargo, los ‘gunners’ aprovecharon bien el tiempo tras la reanudación. Con el 1-2 en el luminoso, Aubameyang volvió a ser el protagonista y puso las tablas en el marcador en el 56′ gracias al pase de Ramsey, rematando desde fuera del área.

Fue entonces cuando empezó la pesadilla del Tottenham en el Emirates. Tan solo 22 minutos le bastaron al Arsenal para remontar.

En el 75′ Lacazette puso el 3-2 con otra asistencia de Ramsey tras rematar con la izquierda desde fuera del área. Tan solo dos minutos después Lucas Torreira aumentó la ventaja con un tiro por bajo y con asistencia de Aubameyang a un 4-2.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here