El duelo frente al Nápoles supondrá una verdadera piedra de toque para un Barcelona que podría presentar un once novedoso. Y es que Quique Setién medita muy seriamente afrontar el choque con un esquema de 3-5-2 para dominar el centro del campo.

El Barcelona afrontará el próximo 8 de agosto  su duelo europeo ante el Nápoles. Tras los fracasos en Copa del Rey y LaLiga, todo lo que no sea acceder a los cuartos de final de la Champions League puede suponer un terremoto total en el club.

Quique Setién y sus pupilos saben que esta semana disputan el choque más importante de la temporada y, por ello, la preparación del encuentro está siendo minuciosa para no dejar nada a la improvisación.

Una de la principales preocupaciones del técnico cántabro es cómo dosificar a Leo Messi para que el argentino se centre específicamente en sus labores de finalización y deje a un lado las funciones de creación.

Para ello , en los últimos días se venía hablando de un posible cambio de esquema en el conjunto de la Ciudad Condal y, este lunes, el diario ‘Sport’ deja bien claro cuál es la idea para ello de Setién en estos momentos.

En su portada, el medio afín al Barça señala que el ex preparador del Real Betis podría salir ante el conjunto partenopeo con un novedoso 3-5-2. Una formación que, sin ninguna duda, le permitiría tener una manifiesta superioridad en el centro del campo y que, por ejemplo, ha sido muy exitoso en equipos como el River de Marcelo Gallardo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here