La confianza es el principal aliado de cualquier profesional y principalmente de un futbolista, porque no se explica cómo un jugador que no era considerado en lo más mínimo para un equipo, cambia de club y al sentirse importante termina por marcar diferencias.

Yerry Mina cuando siente que ocupa un rol protagónico, se transforma en la figura de una defensa e incluso en el mejor atacante al momento de ir a cabecear algún córner en el área rival. En ese sentido, hay un club que tiene clara la importancia del trato que recibe el jugador para maximizar su desempeño, y ese es el Borussia Dortmund que opta por pescar a los rechazados de los mejores equipos del mundo y termina por lograr que las instituciones retomen el interés por los jugadores que desecharon previamente.

El Dortmund se plantea el fichaje del colombiano y está dispuesto a pagarle al Everton 35 millones de euros. Consideran que Yerry todavía se encuentra en la etapa de crecimiento y aún puede tener un progreso importante, pudiendo darse un rendimiento similar al de Paco Alcácerluego de su salida del Barcelona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here