El portugués no estará finalmente en la final de la Copa Libertadores a la que sí asistirá su gran rival, Leo Messi.

El superclásico de la final de la Copa Libertadores se celebrará en el Santiago Bernabéu en un acontecimiento que será histórico para el fútbol mundial. El mayor torneo de clubes de Sudamérica se celebrará fuera de sus fronteras debido a los graves incidentes antes del partido de vuelta en el Monumental, donde destrozaron las lunas del autobús de Boca Juniors y no se pudo disputar el partido.

Finalmente hace algunos días se decidió cuál sería la sede del partido de vuelta y el estadio madridista fue el elegido. Tanto la Conmebol, como la RFEF, como el Real Madrid estuvieron de acuerdo y a pesar de las críticas que está habiendo porque se han llevado el partido más grande que se puede vivir en el continente fuera, se espera que sea una fiesta del fútbol.

Messi se queda solo en el palco del Santiago Bernabéu. Después de que este martes saltara la noticia de que el argentino vería la final de la Copa Libertadores junto a Cristiano Ronaldo en el palco del coliseo blanco, finalmente el portugués no estará, tal y como apunta el diario AS.

El delantero portugués, que milita en la Juventus de Turín, rechazó la invitación que le hizo la Real Federación Española de Fútbol, ya que Cristiano considera que es demasiado pronto para volver a la casa blanca.

La relación con las directivas del club y la hinchada no quedó del todo bien luego de que el delantero portugués decidiera dejar las toldas blancas y migrará a Italia para jugar en las filas de la Juventus. el periódico As en España asegura que Cristiano Ronaldo prefiere dejar pasar más tiempo para que se curen las heridas.

La Federación facilitó las entradas al astro argentino del Barcelona después de que él mismo se pusiera en contacto con el máximo organismo del fútbol español. Muchos se hicieron ilusiones de poder ver a los dos mejores jugadores de la última década juntos en el palco de uno de los mejores estadios del mundo, pero finalmente no se hará realidad.

Se especuló con que el portugués estaría en el palco y volvería a la que fue su casa y de la que salió el pasado verano rumbo a la Juventus en busca de nuevos retos, habiéndose convertido antes en el máximo goleador de la historia del club y siendo clave en los éxitos de la historia reciente del conjunto merengue, prueba de ello son las cuatro Champions League en cinco años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here