Como ya habían abierto 3-0 contra Nacional-PAR en el partido de ida, Bahia no entró al campo bajo la tensión que se vio sobre el equipo no hace mucho tiempo. Por el contrario: la atmósfera parecía ser confiable, y fue con ella que Tricolor dominó al equipo paraguayo desde el principio hasta el final del partido y ganó 3-1 en el estadio Luis Alfonso Giagni, en Paraguay. Élber abrió el marcador en los primeros minutos; Gilberto hizo dos más en los minutos finales de la primera mitad. Villagra cobró en la segunda etapa, por error del arbitraje al anotar un penal que no existía.

  • Primera mitad
  • Bahia jugó con facilidad en la primera mitad del partido, aún más porque abrieron el marcador después de dos minutos, después de que Élber aprovechó un hermoso tiro de Rossi. Con la ventaja en el marcador (y en el agregado), el equipo bahiano dominó al oponente y tuvo la calma necesaria para intercambiar pases y encontrar los mejores caminos hacia el ataque, especialmente desde las alas. En una gran noche, el cuarteto ofensivo volvió al trabajo, con énfasis en Rossi y Gilberto; Fue el artillero, incluso, el segundo gol de Bahía: a los 31 años, de penalti. Trece minutos más tarde, todavía hizo el tercero, con más ayuda de Rossi.

  • Segundo tiempo
  • Después del descanso, Bahia disminuyó la velocidad. Con la factura prácticamente pagada, Tricolor trató de manejar el partido y no se vio afectado ni siquiera por el gol contrario, anotado por Villagra, en una penalización mal anotada al comienzo de la segunda mitad. Fernandão llegó en nueve minutos, reemplazando a Gilberto, pero no produjo mucho, además de perder algunas oportunidades. Rossi también trató de expandirse, sin éxito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here