Boca Juniors vuelve al Monumental en «La Bestia» Un bus blindado en un partido por la Copa Libertadores y las autoridades toman resguardos para evitar el bochorno que impidió que se jugara la final de vuelta del año pasado.

El vencedor de la semifinal de la Copa Libertadores se llevará una suma millonaria. En la final, puede duplicar el monto.

Argentina delira por el nuevo Superclásico entre River Plate y Boca Juniors.  Nada nuevo, al menos en términos de las emociones. El choque entre las escuadras más populares del fútbol transandino suele conllevar una dosis de locura adicional a la que ya implica la peculiar forma en que ese deporte se vive en Argentina.

El primer recuerdo es inmediato. El año pasado, ambas oncenas transandinas protagonizaron la final del torneo. La Final del Siglo, como fue promocionada pomposamente. Los Millonarios se impusieron en la definición de vuelta, que terminó jugándose en el estadio Santiago Bernabéu, en Madrid. ¿La razón? El bus que transportaba al plantel de Boca Juniors hacia el estadio Monumental fue atacado por fanáticos de la escuadra de la banda sangre.

Boca Juniors llegará a la casa del archirrival en un bus blindado. La Bestia, como fue bautizado en el club, tuvo incluso una prueba de fuego o, para mayor precisión, de golpes. El vehículo fue refaccionado y dotado de vidrios, literalmente, irrompibles. Lo comprobaron los propios futbolistas, quienes ni a punta de mazazos pudieron quebrarlos. “Llevaron un auto al predio de Boca en Ezeiza con los mismos vidrios blindados que se le pusieron al micro y hasta los mismos jugadores le pegaron con una maza y no se rompen… O sea, se rompe el vidrio de la parte de afuera, se astilla, pero para adentro no pasa nada. Tiene doble vidrio con una lámina de espesor muy gruesa en el medio. Y eso no deja que la piedra que impacta pase para el otro lado. Pero mirá que le pegaron fuerte, eh. Y nada”, explicó al diario Olé Darío Rubén Ebertz, quien transporta hace varios años al plantel xeneize y quien conducía el bus el día de la emboscada. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here