Las saltadoras se suman a los marchistas Sandra Arenas Sandra Galvis, y al velocista Bernardo Baloyes, quienes también aseguraron sus cupos para las justas en Tokio.

Las paisas llegaron a Barranquilla, al Grand Prix Caterine Ibargüen, con el objetivo de seguir en su plan de preparación para los grandes eventos internacionales que tienen este año y aprovechando el apoyo del público y las condiciones de la pista lograron el registro.

Ibargüen defenderá en Tokio el oro que ganó en el salto triple en los pasados Juegos de Río Janeiro 2016.

La actual reina de los saltos necesitaba una marca de 14,32 para confirmar su presencia en las justas asiáticas y en su primer intento en la Arenosa consiguió 14,38. En los siguientes saltos hizo 14,27, 14,35 y 14,33 en el estadio de atletismo Rafael Cote.

“Estoy supremamente contenta por alcanzar la marca para estar en los Olímpicos y más con otra colombiana, eso me llena de orgullo y de felicidad. Le agreadezco a la gente por el apoyo, seguro vamos a vivir una gran fiesta en Tokio”, dijo durante la transmisión del evento la deportista que había logrado su primera victoria del año, pero en la modalidad de salto largo en la Liga Diamante, en la parada que se realizó el 3 de mayo en Doha.

Yosiris por su parte registro en sus intentos las siguientes marcas: 14,01, 14,05, erró el tercero, 14,15 en el cuarto, 14,08 y cerró con 14,36.

“La verdad es que esperábamos hacer la marca acá en Barranquilla, hemos trabajado fuerte por este objetivo y gracias a Dios las cosas salieron como las habíamos pensando, aunque uno siempre quiere más y esperábamos bajar un poco más el registro. Estoy feliz porque además de los Olímpicos voy a estar en el Mundial, gracias a Dios”. Yosiris Urrutia.

La antioqueña seguirá con su calendario de competencias internacionales en la Liga de Diamante, y también se prepara para los Juegos Panamericanos de Lima, que arrancarán el 26 de julio.

El gran reto para Caterine este año es el Campeonato del Mundo, torneo que ha denominado como su prioridad.

“Esperaba sentirme bien y así fue, sigo entrenando para estar en los otros certámenes en el máximo nivel, como La Liga de Diamante, los Panamericanos y el Campeonato del Mundo que es el gran objetivo de este año”.

Por ello, la urabaense realizó dos concentraciones antes de iniciar su competencias en Cuba y Barcelona, España, bajo la orientación de su técnico Ubaldo Duany.

En medio de aplausos, las dos atletas nacionales se despidieron de la pista con la tranquilidad de contar con el cupo y con más de un año de trabajo pendiente para seguir mejorando las marcas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here