Atlético Nacional derrotó 2-1 a Once Caldas con goles de Vladimir Hernández y Daniel Bocanegra. Johan Carbonero puso el empate transitorio.

Nacional tomó precauciones para esta final y la ganó con justicia presionando a Once Caldas y escondiéndole la pelota. Los ‘verdolagas’, impusieron las condiciones y no dejaron de pelear hasta el último segundo.

Once Caldas se vio nervioso y cometió muchos errores, aunque por virtud del rival, ya que lo obligó a dividir el balón y le complicó la salida. Este ‘blanco blanco’ de Hubert Bodhert necesita de la pelota para hacer daño y en esta ocasión le tocó jugar sin ella y efectivamente se quedó sin armas. El ‘albo’ luchó y consiguió más de lo esperado, pero al final no fue suficiente.

En la primera mitad, los ‘albos’ lograron asustar con un remate de tiro libre, pero el ‘verde de la montaña’ respondió con 2 jugadas claras que salvó José Cuadrado, pero la tercera fue la vencida cuando Vladimir Hernández mandó la bola a guardar en el tiempo de adición.

En la segunda parte, Nacional mantuvo la intensidad y se adueñó del balón, aunque no tradujo el dominio en acciones. En cambio Once Caldas, luchó y a punta de empuje y ganas logró empatar por medio de Johan Carbonero.

Los ‘verdolagas’ reaccionaron inmediatamente y salieron a buscar el triunfo con remates constantes que exigieron y consagraron a un Cuadrado, quien tuvo un último reto y no lo pudo pasar, cuando Daniel Bocanegra selló la victoria y un nuevo título para los paisas con un gol de tiro libre en la adición.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here