Se han entregado hasta la fecha 62 Balones de Oro. El de este lunes será el número 63 del prestigioso galardón organizado por la revista ‘France Football’.

El Balón de Oro ha ido cambiando con el paso de los años. Ha cambiado el trofeo, y sobre todo la forma de elegir al ganador. También ha habido ediciones en las que entregaron trofeos especiales, como el Súper Balón de Oro a Di Stéfano en 1989.

Muchos ilustres futbolistas tienen el honor de haberlo ganado al menos una vez, pero sólo uno puede presumir de tener un Balón de Oro especial. Muy especial.

Ocurrió en 1989, en la edición número 34 del premio. En la gala que coronó por segunda vez como el mejor del año a Marco van Basten hubo otra entrega muy especial.

Habían pasado tres décadas y casi media de la cuarta desde que empezara a entregarse, y a alguien en ‘France Football’ se le ocurrió que sería buena idea premiar al mejor de los mejores de aquel tiempo.

Así nació el Súper Balón de Oro, representado en con trofeo aún más barroco que el normal, con el balón que le da nombre aupado sobre un lecho de piedras preciosas en forma de columna, con varios balones dorados más pequeños a sus pies.

Nació para premiar al mejor de los mejores. Y compitieron por él Alfredo di Stéfano, Johan Cruyff y Michel Platini, entre otros, como Beckenbauer, Keegan o Rummenigge.

‘La Saeta Rubia’ lo ganó en la votación. Sus dos Balones de Oro primaron sobre los tres de Cruyff y Platini. Y de ese modo, Alfredo di Stéfano se convirtió en el primer, y hasta la fecha único, poseedor de un Súper Balón de Oro.

No es el único Balón de Oro excepcional entregado, aunque sí el más llamativo. En 1995, tras la introducción del cambio de normativa que permitía ganarlo a jugadores no europeos que jugase en Europa, se le entregó uno honorífico a Diego Armando Maradona, por motivos más que obvios.

Otro, también honorífico, fue entregado a Pelé en enero 2014, cuando el galardón lo entregaban compartido la FIFA y ‘France Football’, igualmente por su carrera y aportación al deporte rey.

No parece probable que ‘France Football’ resucite algún día el Súper Balón de Oro, ni siquiera para decidir quién ha sido el mejor de los mejores entre 1990 y 2019. Hay demasiado en juego como para arriesgarlo con un premio aún más polémico que el habitual.

Cortesía Besoccer

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here